Televisión y cine son sin duda los soportes más directos en publicidad, gracias a la rápida expansión publicitaria que nos permite por medio de imagen y sonido.

 

Contratamos campañas con las cadenas más importantes de TV y con las mejores empresas en cine.

 

Podemos contratar por comunidades o nacionales, dependiendo de la comercialización del producto, marca o servicio.